Recordando a un padre maravilloso

Don Carmelo

 Hoy 22 de Agosto, se cumplen cinco largos años del fallecimiento de nuestro padre y seguimos sintiendo con igual fuerza el doloroso peso de su ausencia. Mis hermanos y yo queremos compartir con todo aquel que lo desee este recuerdo y que mejor modo de hacerlo, que repitiendo las palabras que le dedicamos a su memoria.

 

 

 

Es difícil ser objetivos hablando de nuestro padre, pero todos los que han tenido el placer de disfrutar de su compañía, saben, como nosotros que hay dos palabras que le definen: Amor y Bondad.

Amor en primer lugar por su esposa, a quien escogió como compañera para toda la vida desde el primer momento en que la conoció, un lejano 15 de mayo de 1.940, como así ha dejado escrito en sus memorias.

Amor por sus hijos, que eran la razón de su existencia.

Amor por sus nietos con los que volvió a jugar como antaño hizo con sus hijos.

Amor por su bisnieta, orgulloso de que llevara el nombre de su amada esposa.

Amor por el ser humano en general.

Amor sin condiciones.

No era excesivamente efusivo en sus gestos de afecto. NO LE HACÍA FALTA. Su capacidad de dar amor iba más allá de lo que generalmente estamos acostumbrados.

Los gestos pueden ser falseados, lo que él transmitía siempre era auténtico.

De él recordaremos muchas cosas: su cariño, su alegría, su sentido del humor, sus chistes y su risa al contarlos, sus historias del pasado, su voz ronca recitando poesías o entonando esos boleros y tangos que tanto le gustaban, y… por encima de todo, su amorosa mirada contemplando a su esposa

Nos inculcó desde niños el amor a la lectura y nos enseñó que nadie está solo con un libro en las manos.

Nos ha legado el deseo de un mundo en paz, de ser buenos sin esperar recompensa alguna, de no devolver el mal que nos hagan.

Su cuerpo no está con nosotros. No podemos tocarle ni besarle, pero en nuestros corazones está más vivo que nunca porque nadie muere del todo mientras haya alguien que le recuerde con amor.

Damos gracias a Dios por habernos permitido disfrutar tanto tiempo de su compañía y a él por sus enseñanzas.

El día 22 de agosto, el mundo ha perdido una de sus joyas, pero quizás ésto ha sucedido porque el Cielo la estaba esperando.

Con amor, sus hijos Julia, Carmelo y Carmelina

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s