Un importante adiós

carlos

Estoy triste y siento la necesidad de decirlo, la fecha de hoy marca un aniversario difícil de olvidar para mi.

En la madrugada del día de la República del pasado año 2009, falleció Carlos H. Olmos. Puede que este nombre no tenga significado alguno para muchos de vosotros, sin embargo para mí ese nombre es parte de mi vida, Carlos fue mi primer esposo y me gustaría poder explicaros lo que era para mí pero no se muy bien como hacerlo, aunque si miro dentro de mi corazón, se que encontraré las palabras adecuadas.

Carlos fue mi amor adolescente, mi confidente, mi cómplice, compañero de mi vida en un tiempo y amigo siempre. Compartir la vida a su lado era un enriquecimiento diario. Me enseñó tanto. Aprendí de su mano a descubrir la belleza de todo, del color del otoño, del olor de la tierra mojada, la música de Mozart,  los poemas de José Hierro, tanto, tanto…. !Cómo puedo no sentirme eternamente agradecida!.

Era excesivo en todo, en demostrar su afecto o su enemistad, crítico despiadado de la sociedad que le rodeaba y crítico feroz de sí mismo. Odiaba su cuerpo, odiaba estar gordo, pero no se daba cuenta que era un auténtico seductor con la palabra. Nadie que le ha conocido ha quedado indiferente. Tenía mil defectos pero su personalidad arrolladora conseguía hacer que no se le tuvieran en cuenta.

El mundo de la radio y de la prensa le rindieron homenaje. Dentro de ese mundo no tenía defectos. Todos reconocieron que había desaparecido un gran periodista radiofónico como lo han sido pocos.

Como todo gran hombre era contradictorio, podía ser hiriente y tierno a la vez, cínico o sincero, afable y agrio. Su vida fue un claroscuro permanente. No era fácil estar a su lado.

Tenía luces y sombras, ambas siempre buscando su equilibrio y pocas veces encontrado.

La vida, o que sé yo, hizo que nuestros caminos tomaran rumbos distintos, pero los grandes amigos nunca se alejan del todo y eso nos pasó a nosotros, estábamos lejos en la distancia pero cerca en el corazón.

Ojala haya encontrado la paz que tanto deseaba.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un importante adiós

  1. Preciosa y envidiable esa manera de sentir, de poder expresarse de un ser querido, que aunque cometiese la inconsciencia de dejar escapar a una mujer como tu, tuvo la suerte de no perder tu afecto y admiración. Yo no lo conocí, pero me hubiese gustado. Y que bien poder expresar todo eso sin que la persona que ha recorrido los últimos 30 y muchos años se sienta celoso, algo que dice mucho de él y del que sí he tenido la suerte de recibir afecto, consejos y vinos. La vida ha sido excesivamente generosa conmigo aunque yo blasfeme de ella algunas veces, ya que las experiencias vividas me han llevado a tener la suerte de tener unos hijos maravillosos, una mujer con un corazón inmenso y explosivo y ustedes que en poco tiempo son más que mi familia. Gracias por compartir un poquito de vuestra vida conmigo, ojalá sea merecedor de esa confianza.
    Alberto

  2. Qué bonito poder recordar así, con tanto cariño y ternura una relación con un ex marido. Reconocer a la persona en su integridad, reconocer cuánto se aprendió junto a él. Te felicito Melina por la experiencia vivida y porque tú tienes el mérito de ver siempre el lado bueno de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.