Justicia demagógica

En España, unir los términos popular y justicia, es temerario.

Las siglas T.O.P. (Tribunal de Orden Público) de don Francisco perviven ahora como Tribunal de Opinión Popular, tanto o más temible que el de aquella otra dictadura.

demagogia

Desconozco la razón pero lo popular -de siempre- me produce grima. Cualquier cosa que se adjetive con ese término me produce rechazo de manera automática; me da igual que se trate de un jurado que de un partido político que de un vehículo que de un programa de tv  o un tribunal. El propio DLE define popular como “Perteneciente o relativo a la parte menos favorecida del pueblo” o “Que está al alcance de la gente con menos recursos económicos o con menos desarrollo cultural“. El apostolado de pensamiento opinión única podrá lapidarme pero el término popular se utiliza precisamente en demagogia para hacer creer al menesteroso social que le importa a alguien. Desde que citan a un ignorante a un jurado popular hasta que acude, su nivel de ignorancia no varía. Algo similar ocurre con la imbecilidad, la xenofobia, el racismo, machismo, feminismo, y demás averías: que no mejoran por el hecho de ser citado a formar parte de un jurado, ni por votar a una opción política que asegure desvivirse por lo popular, o comprar algo que todo el mundo ansía.  Y la cosa se agrava al relacionar popular con la justicia, como tribunal popular  o jurado popular,  me producen más escalofríos (si cabe).

En español, además, en el negocio de la justicia se utilizan términos ya de por si preocupantes: A una decisión o sentencia judicial se la llama fallo, pero el verbo fallar significa también “No acertar algo, o equivocarse en ello. Fallar el tiro, una respuesta“, “En algunos juegos de cartas, poner un triunfo por no tener el palo que se juega“, “Dicho de una cosa o de una persona: No responder como se espera“, “Dicho de una cosa: Dejar de funcionar bien“; más desafortunado imposible. Por si fuera poco también se emplea el término deposición que igualmente puede referirse a una declaración ante la autoridad judicial, que a evacuar el vientre. o exonerar que igual se emplea para la acción de librar a alguien de una pena que para librarse de la ocupación intestinal..

El T.O.P. de nuestra pomposa democracia tiene asumidos sus propios conceptos legales. Por ejemplo: si una mujer es objeto de una agresión, o simplemente denuncia a su pareja por maltrato, y si su pareja es hombre, este irá inmediatamente a dormir en un calabozo como primera medida, debido a que el T.O.P. asume que en estos casos no le corresponde a la justicia demostrar la culpabilidad del ciudadano, sino al ciudadano demostrar su inocencia

Si (otro ejemplo) una joven denuncia a su profesor (hombre) por acoso sexual, el T.O.P. se encarga de arruinarle la vida al profesor y que no vuelva a ejercer en lugar alguno… con independencia de saber si es o no culpable de lo que se le acusa.

Ahora bien, otro caso muy distinto se da -por ejemplo-  cuando se trata de un defensor de la singularidad de un pueblo oprimido que le descerrajó un tiro en la cabeza al militar o policía que le oprimía. En ese caso y de momento, el pistolero ya cuenta con la simpatía del T.O.P. incluso con un toque de cretinismo romántico. Su caso ante la justicia será un proceso largo y complejo que precisará de un buen número de años y de dinero para poder demostrar lo que nunca negó: que fue él el que le disparó a su particular opresor. Luego, el T.O.P. se ocupará de que el bravo luchador esté en una prisión cómoda, con buenas dotaciones de ocio y lo más cerca posible de su casita. Finalmente, y cuando salga de las mazmorras del régimen opresor será recibido en su pueblo con traca, fanfarria de trompetas y flores todo ello aderezado con las lágrimas arreboladas del los miembros del T.O.P.

Que le pregunten sobre demagogia y justicia  a Miguel Angel Maradiaga, por ejemplo.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin clasificar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.